Arqueólogos prueban que el comedor giratorio de Nerón existió realmente

El Haaretz consigue tener acceso en Roma al reinicio de las excavaciones del comedor giratorio del infame emperador

excavaciones-Palatino

Excavaciones en el Palatino. La parte superior de los arcos que sostenían el comedor giratorio son visibles en primer plano

Lirones aderezados con miel y semillas de amapola como aperitivo.

Jabalí asado relleno de tordos vivos como plato principal, focaccia con queso y miel de Hispania para el postre, y para finalizar ostras frescas y caracoles a la brasa. Todo ello regado con vino envejecido durante un siglo.

Es sólo una parte del decadente menú que el escritor satírico Petronio relata que podría mostrarse en un típico banquete ofrecido por las élites romanas del siglo I.

Es fácil imaginar el hecho de que delicias incluso más exóticas pudieran haber adornado la mesa de un emperador al visitar los restos de lo que los arqueólogos creen que fue una de las estructuras más peculiares y sofisticadas de la antigüedad: el comedor giratorio construido por el infame Nerón. Descubierto en 2009 por un equipo de arqueólogos franceses e italianos, el edificio se encuentra en fase de excavaciones y será visitable a partir de octubre, cuando finalicen los trabajos.

El Haaretz hizo el mes pasado un recorrido en exclusiva por el sitio, y tuvo conocimiento de la labor arqueológica detectivesca en aras a la identificación del edificio.

Misterio: La plataforma debería haber colapsado

Cuando empezaron a excavar en una terraza artificial construida por los sucesores de Nerón en la esquina noreste del Monte Palatino de Roma, ciertamente los investigadores no estaban buscando el precursor del restaurante giratorio moderno.

La plataforma fue construida después del año 70, poco después de que Nerón fuera derrocado en una revuelta. Sus sucesores, la dinastía de los Flavios, maniobraban para consolidar su dominio mediante la construcción de un nuevo palacio en el Palatino, la sede tradicional del poder imperial en Roma.

Los investigadores modernos se han sentido intrigados por la zona, ya que los sondeos mostraban que el muro de contención era demasiado delgado para soportar la terraza artificial: toda la estructura debería haberse derrumbado.

“Era un misterio que necesitaba ser resuelto”, señala Francois Villedieu, el arqueólogo francés que dirige la excavación. “Tenía que haber algo grande bajo tierra sosteniéndolo todo”.

Lo que encontraron fue un enorme rompecabezas: una estructura circular, una torre de 12 metros de altura, con un pilar central de cuatro metros de diámetro y 8 pares de arcos soportando dos plantas.

pilar-central-comedor-de-Neron

Pilar central en el que se asienta el comedor giratorio de Nerón. Ministerio de Cultura italiano, Superintendencia Arqueológica de Roma

“No había ningún otro edificio antiguo como este, nada con que compararlo”, recuerda Villedieu. Los estratos que ocupaba y la técnica de construcción de la torre datan de la época de Nerón. Pero lo que se había construido como soporte había sido arrasado para dar paso al nuevo palacio y borrar la memoria del gobernante anterior, vilipendiado como un déspota corrupto y cruel constructor megalómano, quien supuestamente tocaba la cítara mientras Roma ardía en el año 64.

Las únicas pistas sobre la función de la torre, en lo alto de los arcos superiores, eran unas filas de hoyos semiesféricos, llenos de resbaladiza arcilla.

Rodamientos de esferas primitivos y la energía del agua

Los arqueólogos recordaron las cavidades, llenas de lubricantes similares, que se utilizaron en grandes barcos y estructuras portuarias para contener los rodamientos de esferas primitivos, en los que se montaban las plataformas móviles para el transporte de cargas pesadas.

rodamientos-comedor-Neron

Modelo de sistema de esferas como el utilizado en el comedor giratorio de Nerón. Francoise Villedieu y Edikom

Pero, ¿qué hacía un equipo industrial en lo que habría sido una parte del elegante palacio de Nerón, la mítica Domus Aurea ?

Fue entonces cuando los investigadores recordaron una descripción del palacio del emperador hecha por el historiador romano Suetonio, que escribió de Nerón que  “su comedor principal era redondo y giraba continuamente sobre sí mismo, de día y de noche, como el mundo.”

Los historiadores pensaron durante mucho tiempo que Suetonio había exagerado en su descripción, y que la coenatio rotunda era la sala redonda, el salón decorado con frescos situado en otro lugar del inmenso palacio, en la opuesta colina del Esquilino.

Pero el descubrimiento del equipo de Villedieu está llamado a cambiar esa opinión. Se cree que las misteriosas cavidades en la estructura podrían haber albergado esferas de metal que soportarían una plataforma giratoria.

partes-comedor-giratorio-Neron

Modelo de las diferentes partes de la plataforma giratoria del comedor de Nerón

En la parte inferior de la torre, los arqueólogos han encontrado también indicios de un mecanismo construido en la pared. Las partes metálicas habían sido arrancadas para ser reutilizadas, pero los depósitos de calcita en las piedras circundantes sugieren que el movimiento constante de la plataforma pudo haberse conseguido a través de un sistema de engranajes movidos mediante agua canalizada.

La inscripción enigmática

Una prueba adicional proviene de una moneda acuñada por Nerón, que muestra una torre similar a la descubierta con dos estructuras más pequeñas en un lado, y una enigmática inscripción que lo describe como “MAC AUG“.

La segunda palabra se refiere a Augusto, el título que llevaron todos los césares. En cuanto a la primera abreviatura, algunos estudiosos creen que podría hacer referencia al “macellum” o mercado de Augusto. Pero otros, incluyendo Villedieu, creen que el edificio alto y estrecho que se ve en la moneda no parece ser un mercado, y que debe interpretarse como una celebración de la “machina” – la máquina de Augusto.

El descubrimiento generó mucho debate y escepticismo entre los arqueólogos, hasta tal punto que Villedieu ha necesitado varios años para reunir fondos para continuar con la excavación.

“No tenemos una prueba definitiva, pero tenemos muchos indicios convincentes”, ha indicado Villedieu a Haaretz.

Ahora, gracias a un premio que el proyecto ha obtenido en Francia y con el apoyo de las autoridades italianas, espera encontrar la fachada del edificio y las otras estructuras representadas en la moneda.

Maria Antonietta Tomei, arqueóloga y antigua funcionaria de la Superintendencia Arqueológica del Ministerio de Cultura que supervisa la excavación en el Palatino, ha señalado que el descubrimiento del comedor cambia un poco nuestra visión de Nerón.

El emperador es conocido sobre todo a través de los escritos de los historiadores que pertenecían a la aristocracia y se oponían a sus políticas económicas populistas en favor de los pobres y a la expropiación de tierras pertenecientes a las clases altas para construir su palacio de oro, indica.

“Nerón tiene una reputación terrible, pero era un personaje muy complejo”, relata Tomei a Haaretz. “Él no era sólo una figura negativa”. Y ahora, en su opinión, la sofisticación mecánica y arquitectónica de su comedor giratorio resalta su pasión por la ciencia y la tecnología, así como también por las artes y la cultura.

Fuente: Ariel David | Haaretz:

Publicités

A propos nomadstrekjourneys

La passion de mes envies à découvrir et partager les trésors culturels de la terre.
Cet article a été publié dans Uncategorized. Ajoutez ce permalien à vos favoris.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s